Monday, March 5, 2018

STAR TREK PANIC - Las tribulaciones de Spock

Cuaderno de bitácora, fecha estelar 1666.3
La tripulación de la Entreprise ha emprendido unas merecidas vacaciones tras un agotador viaje al planeta Ardana. Todos se ha marchado a excepción de Spock que ha preferido continuar sus investigaciones sobre el moribundo sol de Sarpeidón.
De repente un mensaje del Mando de la flota informa acerca del S.O.S. de una nave en dificultades. Las ordenes de Spock son zarpar de inmediato con una tripulación reducida con la misión de acudir al rescate de la misteriosa nave y salvar a su tripulación.
El tiempo apremia ya que la nave solo dispone de 4 ciclos de tiempo antes de destruirse por completo. De inmediato Spock se dirige al cuadrante señalado por la baliza de rescate a pesar de que la zona está en litigio por un conflicto entre los Romulanos y los Klingon.

Pronto los escáneres detectan la presencia de la nave siniestrada pero en las cercanías también se encuentran un crucero de batalla Romulano, otro Klingon y una peligrosa nave Tholiana.
De inmediato Spock cursa ordenes para abrir fuego sobre el crucero de batalla Klingon mientras maniobra la Enterprise hacia la nave en problemas.
La nave Klingon ha sufrido graves daños. Además, con los datos obtenidos por los escáneres, Spock ha cursado instrucciones para evitar nuevos encuentros con otras naves enemigas. Un breve respiro que será de agradecer.
El crucero Romulano desaparece del escaner al camuflarse pero los Klingons abren fuego abren fuego sobre la Enterprise.
Afortunadamente los escudos frontales resisten el impacto.
El tiempo apremia, Spock repara el escudo dañado y continua abriendo fuego sobre las naves enemigas.
Pronto la nave Tholiana y el crucero de batalla Klingon dejan de existir.

Gracias a sus sistemas de camuflaje la nave Romulana ha logrado evitar ser blanco de los phasers de la Enterprise y tras desactivar su dispositivo de ocultación abre fuego con toda su potencia sobre la nave de la Federación.
 El escudo no aguanta el impacto. ¡La nave está en peligro!
Afortunadamente el entrenamiento de la tripulación consigue reparar rápidamente los daños y volver a activar el escudo mientras la Enterprise acelera en dirección a la nave naufragada.
Además al descubrirse, la Nave Romulana resulta un blanco fácil para la Enterprise que abre fuego dejándola gravemente dañada.
Finalmente la tripulación de la nave siniestrada es rescatada, ironías del destino sus tripulantes son piratas que comercian clandestinamente con minerales de gran valor.
Spock decide dejar a la tripulación rescatada en el cercano planeta Vendikar. Sospechosamente algunas de las reservas de Dilithium han desaparecido tras su marcha...

La Enterprise toma rumbo de regreso a la base de la Federación pero las cosas toman un cariz alarmante tras el accidente que sufre el cadete Rosillo en el transbordador. Por un malfuncionamiento   el cadete se ha desdoblado en dos personas, la real (o quizás la irreal) y otra donde su carácter está regido por el egoismo y la maldad.
Todos los recursos de la tripulación deben ponerse a trabajar para invertir el proceso y salvar al cadete. Sin embargo nuevos contactos en el escáner amenazan a la Enterprise, un crucero Klingon apoyado por un Ave de Presa de la misma raza que se acerca a ellos camuflada. Además una nueva nave Tholiana hace acto de presencia.
Spock da la orden de abrir fuego de inmediato mientras maniobra para escapar. Los phaser dañan ligeramente al crucero Klingon situado a popa.
Mientras que a proa consigue destruir al crucero Romulano que obstinadamente continuaba a la saga de la Enterprise.
 Los escudos de popa son dañados por el fuego en represalia de los Klingons.
Y el Ave de Presa se desenmascara dejando a la nave de la Federación sin los escudos de la amura de babor. De repente todas las alarmas comienzan a sonar.
El escaner ha detectado un cometa en rumbo de colisión. Sin tener tiempo para maniobrar el cometa aniquila a su paso a la nave Klingon para continuar en rumbo de colisión contra la Enterprise, a la que impacta por el mismo sector que ha quedado vulnerable provocando graves daños e incendios.


Mientras, el combate continua y los disparos de los Phaser eliminan a dos de las naves atancantes.

 Usando las reservas de Dilithium se logra reparar el escudo dañado a popa.
Pero la nave Tholiana escapa a los intentos de defensa y consigue alcanzar a la Enterprise comenzando con ello a tejer una red de energía que impedirá cualquier maniobra a menos que pueda ser destruida. Por desgracia se convertirá en un heraldo de destrucción.
En la lejanía nuevas naves Klingon y Romulanas comienzan el cerco a la sitiada nave de la Federación.
Algunos de los más atrevidos comienzan a recibir el fuego defensivo.

Pero los sistemas de combate de la Enterprise están sobrecargados por la gran cantidad de blancos impidiendo tomar como objetivo a la nave Tholiana. Si Spock no consigue zafarse de la telaraña la nave está condenada.


De nada sirven los últimos esfuerzos de restaurar los sistemas y escudos.
Consciente del destino, Spock ordena evacuar la nave.
 Finalmente y bajo una descarga constante y mortífera la Enterprise resulta destruida.

Star Trek Panic es un juego colaborativo en el que varios jugadores deberán superar cinco misiones para alcanzar la victoria. Esta partida estaba en modo solitario y además usando únicamente el personaje de Spock, lo normal habría sido contar con la ayuda de Scotty, Uhura, Chejov, McCoy y James Tiberius Kirk pero quería probar las cosas al límite. El resultado está a la vista.





Tuesday, February 20, 2018

RELICBLADE -" Fantasy Indie"

Los juegos de escaramuzas son mis preferidos, fáciles de guardar, poca escenografía, pocas miniaturas, poca inversión... Perdón, esto último no es verdad, ¿cierto?
Y entre los de Fantasia me faltaba probar Relicblade, un reglamento creado por un jugador de toda la vida, que un buen día armado únicamente con su innegable talento para el dibujo y el modelado digital decidió aventurarse en este negocio; Sean K. Sutter.

El joven californiano comenzó con la creación de unas pocas miniaturas y la redacción de un pequeño reglamento con mecánicas muy sencillas y fáciles de memorizar. La campaña de mecenazgo fue muy positiva, reforzada por el talento gráfico que Sean ha sabido aprovechar en todas las ilustraciones que pueblan el reglamento y en el impactante diseño de las cartas que acompañan a las miniaturas.
Es cierto que al comienzo solo disponía de un escaso número de figuras pero tras dos campañas exitosas de mecenazgo la comunidad de jugadores se ha ido expandiendo y ya se puede contar con nuevos bandos dotados de figuras muy vistosas y mecanismos originales de juego.

El mundo en que transcurren las aventuras de Relicblade está repleto de mitos y leyendas. El orden ha sido derrotado y el mundo ha conocido un retroceso por la desaparición de los reinos que lo gobernaban permitiendo que las salvajes fuerzas del mal dominen las tierras y acorralen al bando del bien en ciudadelas y pequeños asentamientos, aislados los uno de los otros y rodeados de amenazas. Algunos aventureros, héroes sin nombre se atreven en la búsqueda de reliquias largamente perdidas,  armas y artefactos dotados de asombroso poder, con los que quizás haya una oportunidad de restaurar el orden de las cosas y acorralar la oscuridad que se cierne sobre todos. 
Su búsqueda es la razón de ser de Relicblade.

El sistema de juego se desarrolla mediante la activación alternada de figuras por cada bando, pudiendo cada una de ellas llevar a cabo un número de acciones en función de los valores reflejados en cada carta que los representa y que detallan las diferentes capacidades que poseen los héroes y sus adversarios.
Dichas acciones permiten activar una capacidad de combate o una capacidad especial cuyo éxito dependerá de superar una tirada excepto las acciones de movimiento que pueden ser ejecutadas sin llevar a cabo ningún chequeo y solamente limitadas por el número de acciones disponibles (salvo en terrenos difíciles o en casos especiales en los que es necesario superar también una tirada para poder mover).

Además de las acciones señaladas en las cartas existen tres acciones adicionales a las que siempre se tiene acceso; Ataque sin armas, Concentración y Defensa (Dodge). La primera permite un ataque con escaso valor de daño pero accesible a cualquiera mientras que las dos últimas permiten reforzar el éxito de una acción o de una defensa ante un combate aplicando bonificaciones. 

Muchas de las armas y artefactos poseen capacidades especiales que dotan al juego de mucho sabor e innumerables posibilidades. 

Relicblade ha ido creciendo con la incorporación de nuevos escenarios y personajes que acompañan al lanzamiento de las nuevas figuras como los recogidos en el nuevo libro The Seeker Handbook, que incorpora las reglas de campaña y aporta nuevas posibilidades al juego con la introducción de localizaciones especiales y nuevos adversarios en la figura de los Monstruos.

Para iniciarme en el juego opté por adquirir el blister de La Guardia Solitaria. Un pequeño grupo de guerreros juramentados en la vigilancia contra el mal en el mundo de Relicblade. Cuatro figuras de las que dos son héroes, un guerrero y un guardabosques arquero, acompañados de un soldado armado con Bisarma (el Billman Ingles del siglo XI) y un tigre sable. Los dos últimos poseen la regla Companion y actual como aliados de los primeros, pudiendo activar a la misma vez que sus patrones a costa de ser más vulnerables a las heridas.

Y para actuar como adversarios elegí a los Pigman, una raza de bestias semejantes a Jabalíes que constituyen el enemigo natural de los humanos en Relicblade, si bien no son los únicos. 
Unas figuras también muy sencillas tanto de montar como de pintar y que me recuerdan a los trasgos de las películas La Bella Durmiente o Táron y el Caldero Mágico.
El diseño de las figuras y su modelado es muy bueno, teniendo un tamaño en los humanos más parecido a los 32mm que a los 28mm. Muy fáciles de ensamblar y plenos de detalles que les otorgan mucha personalidad. 

Para el informe de batalla jugue el escenario El Templo. Un bando debe defender entre las ruinas de un viejo templo tres tesoros. El bando atacante para ganar debe sacar al menos dos de los marcadores de tesoros fuera del tablero antes del final de turno 5. 
Primero despliegan los defensores, que en este caso son los miembros de la guardia solitaria, sus adversarios los hombres-jabalí optaron por la esquina superior izquierda para llevar a cabo su ataque.

El primero en activar fue el Arquero, que uso todas sus acciones para reforzar a sus compañeros desplegados en el ala norte del templo. Utilizando tres de las acciones para recolocarse y usando la última para llevar a cabo la acción especial de Defensa que le permite añadir un marcador que le dotará de un bonus en caso de recibir un ataque.

Por el bando atacante se activó el salvaje Berseker que de inmediato se abalanzo sobre el guardabosques usando su regla especial Frenzy, que le permite añadir hasta 1D3 acciones adicionales al coste de sufrir el mismo número de heridas. 
En este caso fueron dos pero gracias a eso pudo llegar al el cuerpo a cuerpo con el arquero aunque sin lograr impactar.
De inmediato, su compañero, el Guerrero se incorporó a la refriega dejando al salvaje Disabled, (sin puntos de vida pero con la posibilidad de recuperarse en la última fase).
Mientras en el otro extremo del templo otro furioso Hombre-Jabalí se lanzaba a la carga del Tigre Sable, dejándo al pobre animal Disabled. 
A continuación se activo el Billman, que quedo a la espera de los acontecimientos pero convenientemente preparado con un marcador de Dodge por si era atacado.
Lo que fue providencial porque el salvaje que restaba por activar logró llegar hasta él y atacarlo, aunque sin mucha fortuna.
La fase de recuperación vio como el Berseker se reponía de sus heridas pero la iniciativa en el nuevo turno fue a parar al arquero que esta vez si acabo con él para siempre. Anteriormente el Tigre Sable había muerto por sus heridas, (un Companion es retirado del tablero de juego si falla la tirada de recuperación en la última fase).
En el siguiente turno el Hombre-Jabalí con escudo intento acabar con el Billman pero no pudo dañarle recibiendo la carga del Guerrero que con varios mandobles dejó a la bestia Disabled.
Varias meles se sucedieron durante el siguiente turno, aunque en un momento dado el Hombre-Jabalí  con escudo decidió intentar apoderarse del tesoro y salir huyendo pero su intento resulto infructuoso . El Arquero actuó y con sus 4 acciones consiguió acabar con una flecha con el salvaje de la alabarda, cargar contra el del escudo y acabar también con él. ¡Un héroe de leyenda!

La misión encomendada a la Guardia Solitaria de salvaguardar los tesoros había tenido éxito.

No puedo por menos que recomendaros tanto el reglamento como las figuras. Darle una oportunidad, tengo la certeza que no os defraudará.